1/8/10

¡Nos roban el agua!

El 28 de julio de 2010, la Asamblea General de la ONU declaró que el acceso al agua potable, limpia y el saneamiento es un derecho humano fundamental. La propuesta, llevada a la ONU por Bolivia y respaldada por 35 estados, superó la votación con 122 estados que la apoyaron y 41 que se abstuvieron. Entre éstos ultimos se encuentran Estados Unidos, Canadá, Reino Unidos, Suecia, Islandia, Japón y Australia. Y esta abstención no es casual, pues estas potencias tienen fundados intereses en privatizar el agua y continuar una espiral de inequidad en la repartición de un elemento vital para la vida del planeta.

El Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas (UNEP, por sus siglas en inglés) estima que 884 millones de personas no tienen acceso a agual potable, y cerca de 2.6 millones no tienen acceso a saneamiento básico. En consecuencia, 1.5 millones de niños menores de 5 años mueren cada año, y se pierden 443 millones de días de escuela a causa de enfermedades relacionadas a la falta de agua o saneamiento. Según el reporte del 2009 de la Organización Mundial de la Salud y de UNICEF, cada día, 24.000 niños mueren en los países en desarrollo por causas que se pueden prevenir como la diarrea producto de agua contaminada. Esto significa que muere un niño cada tres segundos y medio.

Como bien lo expresó Mikhail Gorbachov, creador de la ONG Cruz Verde Internacional (1993):
"Con el crecimiento poblacional y el calentamiento global aumenta la presión y demanda por agua y comida, el agua se transforma en un item de seguridad. Si sigue aumentando la temperatura, aumentarán también los "refugiados del agua".
Via/ Ecosofía
Ver tambien: Una ética del agua para todos

Avisos: ¿Es hora de que cambies tu notebook?